Foto pez tiza.jpg

EL CRISTO EDUCADOR

Una teología del educador cristiano

 

SINOPSIS DEL LIBRO

Evangelizar no es motivo de gloria sino un deber.

El mundo educativo cristiano supone hoy en día una tierra de misión; no solo entre los niños y jóvenes, también entre los profesionales y educadores que trabajan en él. En esta circunstancia, revitalizar el mandato de Jesús se convierte en una prioridad.

 

Evangelizar no debe entenderse, pues, como una gloria, sino como un deber del que no pueden quedar exentos ni los educadores ni las instituciones cristianas que regentan colegios, universidades, parroquias, etc.

 

Pese a que el Cristo educador siempre estuvo, está y estará en la educación cristiana, se hace necesaria, una revisión de algunos planteamientos y orientaciones ya que “si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles” (Sal 126).

 

Es este un desafío que puede resultar abrumador visto desde ojos humanos. Sin embargo, el presente ensayo teológico nos recuerda que en la revelación bíblica encontramos impulso evangélico para percibirlo como abordable si nos centramos en Jesús de Nazaret, el Cristo educador.

Educar en cristiano en una sociedad líquida, como la actual, requiere ser signos del amor de Dios, atesorar una profunda experiencia mística, interiorizar y mostrar actitudes educativas significativas, implica saber vivir en la dinámica de la parábola que nos recuerda que, igual que no se puede evangelizar sin ser evangelizado, tampoco se puede educar sin dejarse educar.

 

Este libro ofrece reflexiones dirigidas a despertar el coraje evangélico necesario en el contexto educativo para anunciar la Buena Noticia que da sentido a nuestras vidas.

 
Notebook and Pen

“La educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios”.

Gabriela Mistral

 

CONTACTO

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Amazon

¡Gracias por tu mensaje!

Cuaderno en el escritorio