Buscar
  • José Miguel Peiro Alba

Un proyecto que comienza; una historia que continúa

Actualizado: feb 4

Hace 12 años, también en un mes de diciembre, comencé a publicar Predicablog de la Gracia. Aquel blog fue una estupenda ventana para compartir ideas, reflexiones y experiencias.

Hoy, a punto de publicar el libro El Cristo educador, este blog vuelve a recuperar su razón de ser. Es, de alguna manera, una resurrección. Refleja esa conexión espiritual entre lo que siempre estuvo y estará en la vida de cada creyente. Y es que para los cristianos cada proyecto que comienza es, en realidad, una historia que continúa: la historia de la salvación.


Si hay alguna razón por la que esta obra, El Cristo educador, es una realidad, seguramente sea por la necesidad y la urgencia de reflexionar sobre la educación cristiana. Pero también por la conciencia de que los cristianos tenemos mucho que decir y hacer para que los niños y los jóvenes de hoy puedan conocer a Jesús de Nazaret, el Cristo educador. Ésa es una de las condiciones para que ellos puedan considerar su oferta de plenitud y felicidad cuando llegue el momento de hacer opciones de vida.


Tanto para criticar la situación actual de la educación cristiana como para hacer propuestas y aportaciones al debate, me ha movido la entraña teológica del salmo 126: Si el Señor no construye la casa en vano se cansan los albañiles. Sólo Jesús, el Cristo educador podrá explicar los planos de la edificación evangélica de la enseñanza. A partir de ahí, queda en nuestro terreno teologal seguir estas pautas o abandonarnos a nuestra presunta suficiencia humana.


Por lo demás, la epopeya evangélica continúa y en medio del murmullo de las aulas, los pasillos y los patios resuena el llamamiento a predicar el Evangelio desde la conciencia apostólica que apela -"¿cómo creerán si no se les predica?" (Rm 10, 14) - y que estimula a llevar a los otros la verdad que hemos contemplado.


Ojalá que este debate sobre la educación cristiana sea fructífero para todos. Será un placer compartir con quien se sienta concernido de corazón a este debate. ¡Comenzamos!

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo